Fernanda I. Ramírez-Casale, Departamento de Nutriología Clínica, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, Ciudad de México, México Enrique Cervantes-Pérez, Departamento de Nutriología Clínica, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, Ciudad de México; Departamento de Bienestar y Desarrollo Sustentable, Centro Universitario del Norte, Universidad de Guadalajara, Colotlán, Jalisco; Departamento de Clínicas Médicas, Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Universidad de Guadalajara, Guadalajara, Jalisco; Departamento de Medicina Interna, Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde, Guadalajara, Jalisco; México Miguel Robledo-Valdez, Departamento de Nutriología Clínica, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, Ciudad de México, México Ma. Fernanda Padilla-Rubio, Departamento de Nutriología Clínica, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, Ciudad de México, México Astrid Villaseñor-Ochoa, Departamento de Nutriología Clínica, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, Ciudad de México, México Gabino Cervantes-Guevara, Departamento de Bienestar y Desarrollo Sustentable, Centro Universitario del Norte, Universidad de Guadalajara, Colotlán, Jalisco; Departamento de Clínicas Médicas, Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Universidad de Guadalajara, Guadalajara, Jalisco; Departamento de Gastroenterología, Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde, Guadalajara, Jalisco; México Guillermo A. Cervantes-Cardona, Departamento de Disciplinas Filosóficas, Metodológicas e Instrumentales, Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Universidad de Guadalajara, Guadalajara, Jalisco, México Sol Ramírez-Ochoa, Departamento de Medicina Interna, Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde, Guadalajara, Jalisco, México Adriana Nápoles-Echauri, Departamento de Disciplinas Filosóficas, Metodológicas e Instrumentales, Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Universidad de Guadalajara, Guadalajara, Jalisco, México Gabino Cervantes-Pérez, Departamento de Gastroenterología, Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde, Guadalajara, Jalisco, México Josué I. Ruiz-Gallardo, Departamento de Nefrología, Hospital Regional Valentín Gómez Farias, Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, Guadalajara, Jalisco. México


La enfermedad renal crónica (ERC) tiene implicaciones directas sobre el estado nutricional, provocando anorexia y catabolismo muscular, siendo más frecuente en los pacientes con terapia de remplazo renal. La importancia de la evaluación nutricional en pacientes con ERC sometidos a trasplante renal (TR) es cada vez mayor, sin embargo, la evidencia en relación con la herramienta de evaluación nutricional que utilizar es escasa. Las guías actuales sugieren el uso del puntaje de inflamación de desnutrición (MIS) para identificar a los pacientes con mayor riesgo nutricional, disminuyendo así el riesgo de complicaciones quirúrgicas en los pacientes sometidos a TR. Así mismo, la suplementación con ciertos micronutrientes son parte fundamental en la prevención y tratamiento de alteraciones metabólicas secundarias al trasplante. La implementación de la terapia médico-nutricional en pacientes pretrasplantados y postrasplantados forma parte fundamental en el manejo multidisciplinario, siendo la mejor estrategia preventiva para la preservación de la función renal, en conjunto con la terapia farmacológica y ejercicio físico, beneficiando así al huésped y al injerto.



Keywords: Trasplante renal. Enfermedad renal. Desnutrición. Soporte nutricional.