Ricardo Silvariño, Centro de Nefrología, Hospital de Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de la República, Montevideo, Uruguay Alejandro Ferreiro, Comisión Asesora de Salud Renal, Programa de Salud Renal de Uruguay; Centro de Nefrología, Hospital de Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de la República. Montevideo, Uruguay Mariana Seija, Centro de Nefrología, Cátedra de Nefrología, Hospital de Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de la República, Montevideo, Uruguay José Boggia, Centro de Nefrología, Hospital de Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de la República. Montevideo, Uruguay Leonella Luzardo, Centro de Nefrología, Cátedra de Nefrología, Hospital de Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de la República, Montevideo, Uruguay Gabriela Otatti, Centro de Nefrología, Hospital de Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de la República, Montevideo, Uruguay Marcelo Nin, Centro de Nefrología, Cátedra de Nefrología, Hospital de Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de la República, Montevideo, Uruguay Liliana Gadola, Comisión Asesora de Salud Renal, Programa de Salud Renal de Uruguay; Centro de Nefrología, Hospital de Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de la República. Montevideo, Uruguay Victoria Frantchez, Cátedra de Enfermedades Infecciosas, Hospital de Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de la República, Montevideo, Uruguay Julio Medina, Cátedra de Enfermedades Infecciosas, Hospital de Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de la República, Montevideo, Uruguay Sofía San-Román, Nephrology Center, Hospital de Clínicas, Faculty of Medicine, University of the Republic, Montevideo, Uruguay Cecilia Baccino, Centro de Nefrología, Hospital de Clínicas; Facultad de Medicina, Universidad de la República; Servicio de Nefrología, Cooperativa de Servicios Médicos (COSEM); Montevideo, Uruguay José Santiago, Centro de Nefrología, Cátedra de Nefrología, Hospital de Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de la República, Montevideo, Uruguay Rossana Astesiano, Centro de Nefrología, Cátedra de Nefrología, Hospital de Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de la República, Montevideo, Uruguay David Miller, Comisión Directiva de la Sociedad Uruguaya de Nefrología, Montevideo, Uruguay Pablo Ríos, Comisión Asesora de Salud Renal, Programa de Salud Renal de Uruguay, Uruguay Laura Solá, Comisión Asesora de Salud Renal, Programa de Salud Renal de Uruguay, Montevideo, Uruguay Verónica Lamadrid, Centro de Nefrología, Hospital de Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de la República. Montevideo, Uruguay Oscar Noboa, Nephrology Center, Hospital de Clínicas, Faculty of Medicine, University of the Republic, Montevideo, Uruguay Renato de Ávila Kfouri, Comité de Inmunizaciones, Asociación Panamericana de Infectología, Montevideo, Uruguay Eduardo Savio, Comité de Inmunizaciones, Asociación Panamericana de Infectología, Montevideo, Uruguay


– Los pacientes con enfermedad renal en todas sus etapas (ERC etapas 1-5, diálisis, trasplante renal) deben ser una población prioritaria en el plan de vacunación contra SARS-CoV-2.

– En todos los casos, la vacunación debe administrarse sin importar si los pacientes tuvieron antes COVID-19 o si tienen títulos de IgG positivos para SARS-CoV-2.

– Debe vacunarse a todos los pacientes con ERC avanzada, con o sin diálisis crónica, con los esquemas habituales propuestos para las diferentes vacunas disponibles en el medio.

– Debe vacunarse a todos los pacientes en lista de espera de trasplante renal. En quienes se encuentran programdos para trasplante inter vivos es deseable que completen la vacunación un mes antes del procedimiento.

– Hay que vacunar a todos los pacientes receptores de trasplante renal luego del primer mes del trasplante y aprovechar las situaciones clínicas de estabilidad y menor requerimiento de inmunosupresión. En las situaciones en que se administra timoglobulina o rituximab al trasplante se recomienda diferir la vacunación hasta el tercer mes. Cuando se indica tratamiento contra el rechazo (bolos de metilprednisolona, recambio plasmático terapéutico, gammaglobulina), se recomienda posponer la vacunación al menos dos semanas.

– Es preciso vacunar a los pacientes con enfermedades autoinmunitarias (enfermedades autoinmunitarias sistémicas, glomerulopatías), con o sin tratamiento inmunosupresor, de preferencia en el momento en que la enfermedad subyacente esté estable y en el mejor momento de la inmunosupresión.



Keywords: COVID-19. SARS-CoV-2. Enfermedad renal crónica. Vacunación.